A TEOS

por plasticidades

Los dioses del hombre cumplen en general con su misión: son receptores de nuestros ritos de sangre.

Después los abominamos.

©alfonsopedraza

Anuncios