Plegaria

por plasticidades

Ángel de la guarda mi dulce compañía, bendice a mis padres y abuelitos, a mis hermanos y a la tía Laura, y a todos los niños pobres que no pueden ir al Liceo, a clase de música, natación, al inglés y computación y ¡se la pasan jugando toda la tarde!

©alfonsopedraza

Anuncios