Cuando salí de Cuba…

por plasticidades

—¡Chacha! Había de ve, la guagua como jicotea, y con tanto burdele como hay en el malecón. ¡Cuándo acabará Fulgencio con esta vida!

Chacha se le queda viendo compasiva. No abrirá la boca para decirle a la anciana que viven en el 2002, que aquí, la guagua es el camión el que viaja como tortuga y que, por culpa de los barbudos viven en Veracruz.

©alfonsopedraza

Anuncios