Del amor VII – Cibernético

por plasticidades

Por Internet y desde países lejanos se conocieron, noviaron, tuvieron sexo remoto a porfía. Intimaron de tal forma, que decidieron casarse y estar juntos. Ahora, finalmente para ellos, no serán una misteriosa fantasía: ni el olor de su pelo, el sabor de sus bocas, la textura de las pieles, el sonido exacto de sus voces.

El amor creció en esa, su primera noche; harán el amor sin tener que imaginar esas pequeñas e importantes cosas, Así, después de la romántica cena se retiraron a sus aposentos, encendieron sus PCs, tomaron los ratones y…

©alfonsopedraza

Anuncios