Páramo para amar

por plasticidades


Cerca del ocaso, cuando las sombras crecen y el calor, por miedo a ellas, huye no se sabe dónde, se alejan del rebaño. Entre las dunas, con ansias toscas e inexpertas la penetra mientas le susurra palabras incitantes. Tras el éxtasis, rendido, maldice su suerte de beduino que le aleja de un cómodo catre, de los festejos y el baile, de los retozos y caricias de las mozas. En tanto sigue abrazado a ella, acariciando su rizado y lanudo lomo.

©alfonsopedraza

Anuncios