Desengaño

por plasticidades

27565078-abstract-cow-or-bull-head

Me citó muchas veces. Me llamaba con el brazo extendido, se ofrecía. Alabó mi figura y le creí. Enceguecido de emoción iba a su encuentro; él, me tentaba con algún roce fugaz antes de alejarse con altivez.

Ahora, rendido, entregado, descubro su intención real y corro hacia él con rabia, decidido a todo pese al estoque que brilla en su mano.

©pedraza

Anuncios